Condenan a Chimichurri a 9 años de carcel ,por enriquecimiento ilicito

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Condenan a Chimichurri a 9 años de carcel ,por enriquecimiento ilicito

Mensaje por marian el Mar Ago 22, 2017 10:30 am

La condena por enriquecimiento ilícito, dictada este lunes, para el exgerente de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel), Marcelo Chimirri, prevé una oleada de estos fallos judiciales por este mismo ilícito. La resolución judicial de este lunes es inédita en el país.
- La actual gestión de la Fiscalía hondureña ha impulsado y mantiene vigentes muchos casos de corrupción pública en los juzgados nacionales, algunos de los cuales con eventuales sentencias condenatorias.
La Sala IV del Tribunal de Sentencia por unanimidad de votos condenó al exgerente de Hondutel, Marcelo Antonio Chimirri Castro, a una pena de nueve años de reclusión como autor directo del delito de enriquecimiento ilícito en perjuicio del patrimonio del Estado de Honduras, así como al pago de una multa de 16 millones 686 mil 790.36 lempiras. Según hechos ocurridos en el período comprendido entre diciembre de 2006 y diciembre 2007.
Hasta ahora se había producido en el país una que otra condena por enriquecimiento ilícito, pero en casos poco relevantes.
La condena de nueve años para el exgerente de la estatal de las telecomunicaciones, auguran -conocedores de la norma jurídica- es el principio de una cadena de fallos judiciales contra servidores y exfuncionarios de la administración pública.
La labor en los juzgados hondureños se ha incrementado en los últimos meses. Por los mismos han desfilado personajes y figuras mediáticas del ámbito nacional, y los casos siguen su curso por delitos de corrupción pública como: abuso de autoridad, enriquecimiento ilícito, violación a los deberes de los funcionarios, fraude, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, entre otros.
Actualmente, más de una decena de alcaldes hondureños enfrentan procesos judiciales por enriquecimiento ilícito. También una cantidad de oficiales de la Policía tienen expedientes abiertos en el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) y la Fiscalía estudia sus casos para presentar eventuales requerimientos fiscales.
Asimismo, exfuncionarios de gestiones públicas, previas a la actual, tienen iguales señalamientos. El denominador común de estos casos es que los mismos son acelerados en los tribunales de la República.
El enriquecimiento ilícito
Se presume enriquecimiento ilícito cuando el aumento del capital del funcionario o empleado, desde la fecha en que haya tomado posesión de su cargo hasta aquella en que haya cesado en sus funciones, fuere notablemente superior al que normalmente hubiere podido tener en virtud de los sueldos y emolumentos que haya percibido legalmente y de los incrementos de su capital o de sus ingresos por cualquier otra causa.
El Código Penal hondureño establece que incurren en enriquecimiento ilícito las personas que en cualquier forma indebida o ilegal se apropien de fondos públicos; que reciban de terceros emolumento, bonificación, retribución o pago, cualquiera que sea la denominación que se emplee, que no pueda justificarse legalmente; o que, para obtener ventajas económicas, adopten decisiones que afecten los intereses del Estado o violen alguna norma legal.
Además, los que en cualquier otra forma incurran en falta de probidad de conformidad con la ley, en el desempeño de sus cargos o en el cumplimiento de sus funciones.
Polémica por disminución de penas al enriquecimiento
Hace unos días concitó la atención de la población la reducción de penas que aprobó el Congreso Nacional, específicamente en el ilícito de enriquecimiento ilícito, según denunciaron sectores ligados al legislativo.
Aunque personeros de la junta directiva del Legislativo negaron este extremo, para penas como la malversación de caudales, no hicieron lo propio para el enriquecimiento.
El diputado Rasel Tomé denunció: “Qué es pasar de nueve a doce ahora y de seis a nueve (años), ¿acaso eso no es reducir penas?, - el colega Mario Pérez no sabe -  lo que es bajar o reducir, que es pasar del castigo que se había establecido por todas las bancadas y aprobado de que la malversación de caudales se castigaba duramente de nueve a doce años y lo rebajan de seis a nueve”, arguyó Tomé.
La Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH), también ha anunciado que estudiará estos artículos del nuevo Código Penal que aprobó el Legislativo.
Pero la aprobación de estas modificaciones penales también ha encontrado la defensa en quienes abogan por doctrinas que basan los castigos en despojar a los culpables de los bienes que mal adquirieron, más allá de enviarlos a las cárceles por prolongados espacios temporales. Ellos son de la opinión que al corrupto lo que más le duele es que se le quiten sus riquezas.
Lo cierto es que la lucha contra delitos de corrupción pública en Honduras entra en una fase donde los castigos, que antes solo figuraban en los códigos, empiezan a aplicarse y que, contra viento y marea, los pasos en la lucha anticorrupción poco a poco empiezan a dar frutos. clown clown

_________________
No he cometido delitos, por eso exijo la CICIH.
avatar
marian
Master
Master

Mensajes : 780
Puntos : 1209
Fecha de inscripción : 15/05/2011
Edad : 31
Localización : San Pedro Sula

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.