FORO EDUCAHONDURAS


 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
Bienvenidos nuestros últimos miembros registrado Contabilidades Urbina's y savoffhn.
Invitamos a los nuevos miembros a completar su Perfil y a Presentarse en el foro de PRESENTACION.
Temas con Piratería y Contenido sexual serán eliminados.
Antes de crear o responder un tema , recomendamos leer las Reglas del Foro.

Comparte | 
 

 Los cachiros y The New York Times quieren desacreditar a JOH.Casa Presidencial

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
nelo2010
Moderador
Moderador
avatar

Mensajes : 1884
Puntos : 3376
Fecha de inscripción : 06/03/2010
Edad : 32
Localización : Choloma

MensajeTema: Los cachiros y The New York Times quieren desacreditar a JOH.Casa Presidencial   Dom Oct 08, 2017 9:07 am

El Despacho de Comunicaciones y Estrategia Presidencial del gobierno de Honduras dice a través de un comunicado que los miembros de la banda criminal de Los Cachiros, han recurrido a insinuaciones falsas que buscan desacreditar al presidente, Juan Hernández.
El comunicado fue redactado este sábado tras conocerse una publicación del influyente periódico estadounidense The New York Times, que atribuye a declaraciones del líder de Los Cachiros, Devis Leonel Rivera Maradiaga, con presuntas vinculaciones del mandatario hondureño y como éste habría recibo fondos para financiar su campaña política que lo llevó al poder en noviembre de 2013.
El gobierno argumenta que Hernández se ha  convertido en el principal enemigo de los narcotraficantes y que éstos están haciendo las insinuaciones 50 días antes de las elecciones, ya que de convertirse nuevamente en el mandatario hondureño continuará la guerra contra estos grupos criminales y los derrotará de manera definitiva.
Cabe señalar que Hernández va en busca de un segundo periodo, pese a que la Constitución de la República impide la reelección presidencial. El gobernante fundamente su intención continuista en un fallo inconstitucional de la Corte Suprema de Justicia, cuyos funcionarios están bajo su control.
A continuación el comunicado:
DESPACHO DE COMUNICACIONES Y ESTRATEGIA PRESIDENCIAL
NOTA DE PRENSA A PARTIR DEL ARTÍCULO PUBLICADO POR EL NEW YORK TIMES
El artículo del NYT muestra con crudeza el accionar criminal de los carteles del narcotráfico y el crimen organizado internacional por boca de uno de sus capos, asesino confeso de por lo menos 78 hondureños, entre ellos los funcionarios encargados de combatirlo y perseguir sus actividades criminales. Reconoce, y revela también cómo, en los últimos cuatro años, se desarticularon y derrotaron las bandas criminales, se capturaron y extraditaron 14 de los sapos principales, mientras se persigue dentro y fuera del país otra docena de sapos prófugos, y describe cómo se incautaron bienes producto de sus actividades criminales por cientos de millones de dólares.
En suma, por boca de los principales responsables de la tragedia, señala cómo están siendo derrotados en esta guerra y cómo, cercados por la acción del Gobierno de Honduras, pactaron con el Gobierno de Estados Unidos para liberarse de ser juzgados por sus crímenes en territorio hondureño.
La sucesión de batallas en las que se viene operando la derrota de las bandas criminales representa un cambio de una dimensión difícil de imaginar hace apenas cuatro años. Sacar del juego estas bandas criminales permitió una reducción en la tasa de homicidios casi en un 50%. La destrucción de 150 narco pistas y una docena de narco laboratorios; el fortalecimiento de escudos terrestres, marítimos y aéreos ha producido una dramática reducción en los vuelos de los narcotraficantes, como lo atestigua la evidencia en la reducción de las trazas detectadas por las autoridades de USA.
El confinamiento de los más peligrosos criminales y narcotraficantes hondureños en nuevas cárceles de máxima seguridad, aislándolos del manejo de las bandas criminales en el territorio; la profunda depuración de la Policía Nacional, de la que fueron separados más de cuatro mil efectivos y funcionarios, y la decidida incorporación de la Policía Militar de Orden Público a la lucha contra el narcotráfico, la extorsión y el crimen organizado en todas sus formas, han rendido sus frutos. Frutos que no habría sido posible consolidar sin una reorganización sin precedentes del Ministerio Público y la Justicia. Todo en poco más de cuatro años.
Es cierto, como señala el artículo del NYT, que los actores del crimen organizado internacional, los herederos y secuaces de los sapos extraditados y prófugos, están intentando construir en Honduras, y en el Triángulo Norte, una “segunda generación” de estructuras criminales para continuar atendiendo la demanda de los países del Norte de la droga producida en los países del Sur de América. Como lo es también que están poniendo recursos para desarrollar mercados emergentes para la colocación de drogas en los países del Triángulo Norte a través del fortalecimiento de maras y pandillas local.. La segunda fase de la guerra está en pleno desarrollo, y también se está ganando.
Pero esa estrategia plantea, como pieza fundamental, sacar del juego a quienes los han combatido con más efectividad. Antes lo hacían, según la confesión de Rivera Maradiaga, ordenando su asesinato. Planearon y pagaron para asesinar al Presidente Hernández, en un complot desarticulado por inteligencia de USA y de Honduras, cuyos actores están hoy en la cárcel. Ahora han recurrido a insinuaciones falsas que buscan involucrar y desacreditar a su principal enemigo, el Presidente Hernández, sin aportar ninguna evidencia de sus acusaciones, simplemente porque son falsas.
Y lo hacen a 50 días de una elecciones nacionales en las que, de resultar reelecto el actual Presidente, tienen garantizada la continuidad de la guerra a sus organizaciones, y su derrota definitiva.

Se equivocan quienes piensan que con estas acciones podrán volver a actuar en la impunidad. El Presidente ha señalado una y otra vez que en Honduras nadie está, ni puede, ni debe estar por encima de la Ley. Solo así, con esa certeza, podrá continuar profundizándose nuestra alianza con los países que son nuestros socios para hacer justicia dentro y fuera de Honduras. Y solo así podremos consolidar los cambios en el país, que hoy son notados y se reconocen a nivel de organismos internacionales, calificadoras de riesgo y países amigos. La ruta es una sola y en ella estamos comprometidos.

_________________
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Los cachiros y The New York Times quieren desacreditar a JOH.Casa Presidencial
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» 'The New York Times' sorprende con un reportaje fotográfico sobre "el hambre" en España
» El 'New York Times' señala a Angela Merkel como la culpable del mal momento de España
» The New York Times pone en "solfa" a la Real Academia Española por las nuevas normas de ortografía
» Carta de un sacerdote católico al New York Times
» La trama de corrupcion , delito y asesinato en la policia de Honduras segun New York Times

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
FORO EDUCAHONDURAS :: Especificas. :: Corrupcion.-
Cambiar a: