FORO EDUCAHONDURAS


 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  
Bienvenidos nuestros últimos miembros registrado Contabilidades Urbina's y savoffhn.
Invitamos a los nuevos miembros a completar su Perfil y a Presentarse en el foro de PRESENTACION.
Temas con Piratería y Contenido sexual serán eliminados.
Antes de crear o responder un tema , recomendamos leer las Reglas del Foro.

Comparte | 
 

 La tentacion de ser infiel

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
mach
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 3362
Puntos : 7344
Fecha de inscripción : 17/01/2010
Edad : 56
Localización : Honduras

MensajeTema: La tentacion de ser infiel   Dom Nov 13, 2016 4:55 pm

En la cabeza del futuro infiel se dirime el clásico conflicto humano: la tentación y la culpa. A veces gana una, a veces la otra, o se aprende a convivir en un equilibrio inestable que trae algo de alivio.

Para el que ya es ducho en estas cuestiones, sortear las razones morales es un ejercicio que sale “de taquito”. Quizás le resulte más difícil encontrar excusas que justifiquen sus llegadas tarde, las ausencias o la reunión inesperada. Y, como todo en la vida, la experiencia cuenta: cada nuevo encuentro o relación “tramposa” sumará manchas al tigre.
Sin embargo, para aquel que se prepara para ser infiel, el “derecho de piso” es inevitable: estará sometido a la duda, al miedo, a un estado de alerta constante y, por supuesto, a la inevitable culpa.
Ahora bien, no es lo mismo “picar” y huir que quedarse en una doble vida. En el primer caso es una conducta que emerge con la convicción del “toco y me voy”. Es posible que en estos casos predomine la seguridad de no reincidir o que la elección del amante no de para más de un encuentro. En cambio, el que se queda construirá un rol más o menos complejo, en el cual la fábula, los subterfugios, la “cara de poker” o de “perrito sufriente” serán recursos dramáticos para actuaciones memorables.

Las clásicas excusas
Decir “voy a buscarme un amante” o “estoy a punto de ser infiel” no surge de un momento para otro. Las fantasías y los devaneos mentales piden un poco de raciocinio, solo que este, muchas veces, justifica las acciones fantaseadas. El que está a punto de ser infiel encuentra siempre razones para serlo: “no me llevo bien con mi pareja”, “tenemos poco sexo”, “estoy cansado de tanta rutina”, “los hombres somos más sexuales”, “si mis amigas lo hacen hacen… ¿Por qué no yo?”, “mi marido es demasiado aburrido”, “seguramente él hace lo mismo” o “la vida es corta, tengo que aprovecharla”. Motivos sobran a la hora de dar el empujón.
Más allá de los argumentos que se esgrimen, los factores que llevan a una persona a violar el acuerdo de fidelidad son numerosos y no asientan solo en desajustes de la pareja. Si bien la ciencia ha tratado de dar alguna respuesta a esta conducta, las conclusiones no son concluyentes porque no hablamos de una patología, sino de un comportamiento humano. Ni los andrógenos (testosterona) ni la falta de sexo en la pareja llegan a ser factores únicos y determinantes de la infidelidad. En cambio, la búsqueda de experiencias nuevas ligadas al placer aparece como un estimulo irrefrenable.

¡Querida, ese mail no es mío!
Si décadas atrás el juego de seducción requería del cuerpo a cuerpo, hoy las redes sociales reemplazan al acercamiento y lo hacen mucho más osado. No obstante, las posibilidades de ser descubierto por algún mensaje, chateo, historial o mail son mayores que cuando la virtualidad era un cuento de ciencia ficción.
Día a día escuchamos como la computadora o el teléfono se convierten en objetos de deschave. Quedarnos con la explicación pseudopsicológica “quería que lo descubrieran” no es suficiente. Además de la torpeza (mails abiertos, contraseñas fáciles de adivinar, historiales expuestos o secuencias de mensajes de texto), existe una condición narcisista que cierra al infiel en su necesidad, como si estuviera él o ella solo con su impulso. Se trata de una defensa para bajar la culpa, que explicaría por qué, luego de ser descubierto, sigue insistiendo en su inocencia o acusa a su pareja de violar su intimidad.
En fin, somos humanos. Sin esfuerzo asumimos los logros, pero los errores, las faltas y las transgresiones a los acuerdos estarán ocultos o parcialmente revelados. 

_________________
"Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir siempre." Mahatma Ghandi.

"Me opongo a la violencia, porque cuando parece causar el bien éste sólo es temporal, el mal que causa es permanente. Mahatma Ghandi "





Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.educahonduras.com
elvia
Junior
Junior
avatar

Mensajes : 319
Puntos : 471
Fecha de inscripción : 18/04/2011
Edad : 32
Localización : Tegucigalpa

MensajeTema: Re: La tentacion de ser infiel   Jue Feb 09, 2017 12:57 pm

Muy interesante...

Lo prohibido atrae!!!!!!!!!!!!!!!! Idea Idea Idea
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
La tentacion de ser infiel
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» La tentacion de ser infiel
» Ser infiel está en su naturaleza
» Quien es mas infiel, el hombre o la mujer.
» Acertijo: ¿cómo descubrió su novio que le fue infiel?
» ¿ Se puede llegar a ser infiel solo con el pensamiento ?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
FORO EDUCAHONDURAS :: General. :: Curiosidades.-
Cambiar a: